• Los cortes de la carne
    Los cortes de la carne

    Los cortes de la carne

    Desde hace ya algún tiempo, la carne a la brasa en Valencia se ha vuelto muy popular y es una de las formas en las que más se consume este alimento debido a su sencillez y enorme sabor. En este artículo, vamos a hablar de los diferentes tipos de corte para que podamos elegir el que más nos gusta, ya sea cerdo, pollo, ternera o buey.

    En el caso del cerdo, hay varios cortes se adaptan perfectamente para hacer carne a la brasa en Valencia, ya sea como entrante o plato principal. En este sentido, podemos empezar con los cortes ideales como entrante, donde encontramos la panceta, el chorizo, la longaniza y la chistorra, que son estupendos con pan sin necesidad de añadir ninguna salsa. Los cortes del cerdo que mejor funcionan como plato principal son las costillas, el secreto y la presa, que tienen numerosas posibilidades de cocinar y acompañar con salsas.

    Los cortes del pollo son ideales para niños o para personas que no quieran comer demasiado, ya que al ser una carne blanca, resulta más ligera. Así, podemos encontrar las alitas de pollo, que quedarán muy sabrosas y crujientes, o la pechuga de pollo, que se podrá hacer como filete o también en forma de pincho con verduras.

    Por último, tenemos la ternera o el buey, el gran clásico de la carne a la brasa y el que más éxito tiene. Los principales cortes que se suelen utilizar en este sentido son los chuletones, el lomo de buey, el churrasco o la entraña. Todos ellos tienen un intenso sabor que se potenciará con la brasa y que se podrán tomar solos o acompañar de salsas o especias que potencien el sabor.

    Si después de leer todo esto te apetece comer una buena carne a la brasa, no dudes en visitarnos a Restaurante Gran Azul, estaremos encantados de recibirte.

  • La carne, ¿poco o muy hecha?
    La carne, ¿poco o muy hecha?

    La carne, ¿poco o muy hecha?

    Una de las preguntas fundamentales que se le hace al comensal que va a comer carne a la brasa en Valencia es si la prefiere poco hecha o muy hecha. Está claro que cada persona es un mundo y tiene un gusto completamente diferente, pero por lo general los tipos de cocción de la carne hacen variar el sabor e incluso las propiedades del alimento.

    Por ejemplo, la carne a la brasa en Valencia que está poco hecha tiene la ventaja de no contener sustancias cancerígenas, lo que es muy positivo para nuestra salud. No obstante, al no someterse durante tanto tiempo al calor, la probabilidad de que bacterias como la Salmonella o la Escherichia coli se desarrollen es mayor.

    Por otro lado, la carne muy hecha hace que los gérmenes patógenos desaparezcan, pero en cambio pueden formarse sustancias cancerígenas como los hidrocarburos aromáticos o las nitrosaminas.

    A partir de estos datos podemos hacernos la gran pregunta, ¿es mejor la carne hecha o poco hecha? Desde el punto de vista de los nutricionistas, lo más recomendable desde un punto de vista saludable es buscar un término medio en la cocción, estando lo suficientemente hecha como para eliminar las bacterias pero no tanto como para producir las siempre peligrosas sustancias cancerígenas.

    No obstante, las propiedades de la carne no son lo único que cambia, pues el sabor también varía significativamente de una carne más hecha a una carne algo menos hecha. Así pues, hay personas que pueden no tolerar el sabor a la carne muy hecha y que les encante la carne poco hecha, o viceversa. En conclusión, lo mejor es seguir los instintos de nuestro paladar y decantarnos por la carne que más no apetezca en cada momento.

    Si te apetece comer carne de calidad, te invitamos a que vengas al Restaurante Gran Azul, donde contamos con una amplia carta de carnes.

  • Los mejores vinos para la carne
    Los mejores vinos para la carne

    Los mejores vinos para la carne

    Muchas de las personas que buscan un lugar donde disfrutar de la carne a la brasa en Valencia se encuentran con la duda de elegir correctamente los vinos que maridan especialmente bien con los platos de carne, ya que, en muchas ocasiones, el acompañar el menú del vino correcto es una elección importante que influye en el sabor final y en la satisfacción.

    Si tú también deseas comer carne a la brasa en Valencia y acompañarla con un buen vino, te ofrecemos algunos consejos para encontrar el maridaje más adecuado.

    Lo primero a tener en cuenta es el contenido en taninos de un vino. Según su contenido en taninos, el vino resultará más o menos intenso en boca. Debido a los sabores profundos de la carne, usualmente se acompaña de vinos tintos por su mayor contenido en taninos. Del mismo modo, platos más ligeros maridan bien con vinos blancos y suaves con menor cantidad de taninos.

    En cuanto a la carne a la brasa, hay que tener en cuenta que se trata de una elaboración que intensifica el sabor natural de la carne, especialmente en el caso de las carnes rojas. Elementos como el fuego, el carbón y el humo hacen salir todos los matices del sabor de la carne, por lo que el mejor vino es un tinto de tipo intenso y con cuerpo medio o completo para que su sabor y aromas no se pierdan debido a la intensidad de la carne.

    Las variedades de uva más apropiadas son cabernet sauvignon, con gran contenido en taninos; syrah, si deseamos obtener aromas especiados, o malbec, ideal para la carne roja.

    En Restaurante Gran Azul podrás disfrutar de las mejores carnes cocinadas de la manera más tradicional, pescados de la lonja y otros deliciosos platos como arroces y fideuás. En resumen, te ofrecemos cocina mediterránea con un toque de creatividad.

  • Pescados y mariscos: el lujo en una brasa
    Pescados y mariscos: el lujo en una brasa

    Pescados y mariscos: el lujo en una brasa

    Pocas comidas son más deseables que un buen pescado a la brasa en Valencia. Casi siempre pensamos en la carne como lo mejor para una buena parrillada, pero créenos, el pescado y el marisco no le tienen nada que envidiar.

    Si estás buscando una excusa para tomar un buen pescado a la brasa en Valencia, no te preocupes, nosotros te vamos a dar ideas para que no te lo pienses más. ¡Vamos con ello!

    ¿Has probado el pulpo a la parrilla? Es uno de esos platos que no se olvidan fácilmente. La carne adquiere una textura tan caramelizada y crujiente que es una auténtica delicia. Otro de los productos del mar que alcanza cotas de sabor inigualables es la cigala a la parrilla. Y no podemos dejar de lado al bogavante, con solo un poco de sal y abierto por la mitad es un manjar digno de los dioses.

    Tampoco es ninguna tontería tomarse unas almejas o unos mejillones a la brasa. Lo que oyes. Las gambas del Mediterráneo tienen un sabor y una textura únicos, y con un golpe de brasa te tendrán salivando durante horas.

    Ahora bien, si hay un pescado que es el rey indiscutible de una buena brasa, ese es la sardina. Al ser un pescado graso queda jugoso por dentro y crujiente por fuera. Con un poco de pan y vino se convierte en un auténtico placer.

    Hay pescados, como la dorada o la lubina que no tienen rival si los añades al calor de las brasas.

    En el Restaurante Gran Azul te estamos esperando con los brazos abiertos y las brasas a punto para que disfrutes de la mejor selección de pescados y carnes a la brasa, cocinados con mimo y con la temperatura perfecta. Recordarás el sabor de nuestros platos por mucho tiempo. ¡Te esperamos!

  • Los secretos de una buena carne a la brasa
    Los secretos de una buena carne a la brasa

    Los secretos de una buena carne a la brasa

    Todo aquel al que le guste comer y aprecie la buena cocina es, casi con total seguridad, un auténtico apasionado de la carne a la brasa en Valencia.

    Pero, ¿qué es lo que hace tan especial el cocina de la carne a la brasa en Valencia? En primer lugar, la cocina a la brasa, el método más ancestral de cocina de un producto, permite extraer todo el potencial de sabor de la pieza cocinada a la vez que le dota de una agradable textura y aroma.

    Para conseguir ese punto es imprescindible escoger para hacer las brasas un combustible de calidad que aporte aromas y calor. Hay también que esperar a que las brasas estén en hechas, no se puede cocinar con llama. El truco está en esperar hasta que las brasas estén blancas y que al poner la mano a unos 20 centímetros de las mismas puedas mantenerla sin quemarte.

    Tanto si se pone la pieza de carne directamente sobre las brasas, como si se coloca en una parrilla, se recomienda darle como máximo dos vueltas con el calor siempre a la misma temperatura.

    Para que la carne ofrezca los mejores puntos de sabor es conveniente que se haya reservado la pieza al menos una hora a temperatura ambiente, para que esté más blanda y el choque del calor del cocinado extraiga sus jugos y permita mantener una textura suave que hará que cada bocado sea excelso.

    No hay nada como entrar en un restaurante, ver el producto expuesto y disfrutar mientras observas desde tu mesa con qué delicadeza y esmero se cocina.

    Si quieres vivir una auténtica experiencia gastronómica no dudes en visitarnos en Restaurante Gran Azul, donde encontrarás productos de primera calidad cocinados con las mejores técnicas para que puedas disfrutar al máximo de los sabores genuinos en un ambiente distinguido y tranquilo.

  • ¿Cómo cocinar correctamente la carne a la brasa?
    ¿Cómo cocinar correctamente la carne a la brasa?

    ¿Cómo cocinar correctamente la carne a la brasa?

    Los amantes de la carne y el pescado suelen preferir, entre todas las posibles formas de preparación, comerlos cocinados a la brasa. Si eres uno de ellos y estás buscando un lugar para comer carne a la brasa en Valencia, sabrás que preparada así, su sabor y textura se intensifica, dando lugar a un resultado delicioso siempre y cuando haya sido cocinada correctamente.

    ¿Cuáles son las claves para preparar correctamente carne a la brasa en Valencia? En primer lugar, elegir adecuadamente la fuente de calor es importante. Las parrillas que emplean leña, ramas o sarmientos suelen dar como resultado sabores más intensos; en cualquier caso, es esencial mantener la fuente de calor a la temperatura adecuada.

    En cuanto a la materia prima, la carne debe estar a temperatura ambiente desde al menos una hora antes de cocinarla. El uso de especias o la maceración previa puede hacer que el sabor sea más intenso.

    Otra cuestión que debe cuidarse es el punto de la carne, para evitar que quede demasiado seca. Hay que tener en cuenta que nunca se debe pinchar con un tenedor o algún utensilio similar, sino, te arriesgas a que pierda sus jugos.

    Para disfrutar de un buen sitio de carne a la brasa, debes asegurarte de que, además de preparar la carne de la mejor forma posible -siendo fieles a todas las claves anteriores- también utilicen los mejores productos. Y es que, en estos casos en los que se realza la textura y el sabor de la carne, el emplear buen género influye enormemente en el resultado.

    Tanto si quieres disfrutar del delicioso sabor de una carne a la brasa de calidad, como si prefieres probar pescado, te invitamos a visitarnos en el Restaurante Gran Azul, donde te ofrecemos los mejores productos preparados de la forma más tradicional por cocineros con gran experiencia.

  • ¿Conoces los beneficios de comer carnes a la brasa?
    ¿Conoces los beneficios de comer carnes a la brasa?

    ¿Conoces los beneficios de comer carnes a la brasa?

    Como especialistas en la preparación de carne a la brasa en Valencia, queremos hablarte en esta nueva entrada de los beneficios que tiene para tu salud este tipo de procedimiento culinario. Se trata de uno de los más ancestrales, pero también uno de los que más beneficios comporta para tu salud; sin olvidarnos, claro, del sabor y textura distintivos que aporta a la carne.

    Nuestra selección de carne a la brasa en Valencia incluye un amplio surtido, caracterizado por un sabor único y con muchos más beneficios y propiedades nutricionales que las que se cocinan con otros métodos culinarios. En primer lugar, porque se hacen con su propio jugo, lo que ensalza y revaloriza su sabor natural. En segundo lugar, porque no necesitan aceite, por lo que tienen un aporte calórico mucho menor que las carnes que se fríen o se guisan.

    A diferencia de las carnes que requieren largos procesos de cocinado, las que se hacen a la brasa mantienen todos los nutrientes, lo que las convierte en mucho más beneficiosas para la salud. A la brasa se van haciendo lentamente, lo que les confiere ternura y jugosidad a las carnes. A lo que se añade el toque crujiente que les aporta el calor de las brasas y que hace las delicias de los más foodies.

    La carne braseada no necesita condimentos, salvo sal y, según gustos, un poco de pimienta. Esto, a diferencia de las que llevan salsas que enmascaran su sabor, te permite disfrutar de su sabor más natural.

    Si quieres saborear suculentas carnes o pescados braseados, haz una visita a nuestro Restaurante Gran Azul. Nuestros expertos cocineros te prepararán exquisitas piezas justo como tú pidas. En nuestra selecta carta encontrarás, además, arroces, fideuá y una amplia variedad de platos para picar con los que podrás ir abriendo boca. ¡Buen provecho!

  • Pescado a la brasa: una delicia gastronómica
    Pescado a la brasa: una delicia gastronómica

    Pescado a la brasa: una delicia gastronómica

    Los pescados a la brasa son una auténtica delicia gastronómica. En las ciudades de litoral constituyen, además, un básico en las cartas de los mejores restaurantes. Por eso, el pescado a la brasa en Valencia tiene un protagonismo especial.

    Para encontrar un buen pescado a la brasa en Valencia hay que tener en cuenta dos factores: la propia calidad de la materia prima y la idoneidad y control de la técnica de elaboración.

    El pescado debe ser fresco y si es salvaje, mejor. Además, el tamaño de las piezas importa porque influye en el sabor, al igual que los cortes.

    Este hecho nos lleva a hablar de la profesionalidad que se precisa a la hora de encontrar un buen producto a la brasa: Un proveedor de confianza que dé las mejores piezas y un profesional de la cocina que conozca todos los trucos para hallar el punto de braseado perfecto para conseguir el mejor sabor en cada pieza.

    El cocinado a la brasa es una de las técnicas de cocinado más antiguas, que son imprescindibles en una cocina de calidad. El cocinado a la brasa hace que los alimentos sean más ligeros y no pierdan sus nutrientes originales, teniendo mayor jugosidad y enfatizando el sabor del producto.

    No hacen falta mayores aditivos para ensalzar su sabor, de hecho, las salsas que acompañan los pescados a la brasa, son salsas ligeras y sencillas a base de aceite y ajo. En los platos a la brasa menos es más.

    Si buscas el mejor pescado braseado en Valencia no dudes en visitarnos en el Restaurante Gran Azul, donde trabajamos con los mejores productos del mercado y los elaboramos con el mimo y dedicación que se merecen para poder potenciar su sabor al máximo. Si aprecias la calidad en un ambiente tranquilo y refinado, nuestro restaurante se convertirá en tu local de cabecera.