Los secretos de una buena carne a la brasa

Los secretos de una buena carne a la brasa

Todo aquel al que le guste comer y aprecie la buena cocina es, casi con total seguridad, un auténtico apasionado de la carne a la brasa en Valencia.

Pero, ¿qué es lo que hace tan especial el cocina de la carne a la brasa en Valencia? En primer lugar, la cocina a la brasa, el método más ancestral de cocina de un producto, permite extraer todo el potencial de sabor de la pieza cocinada a la vez que le dota de una agradable textura y aroma.

Para conseguir ese punto es imprescindible escoger para hacer las brasas un combustible de calidad que aporte aromas y calor. Hay también que esperar a que las brasas estén en hechas, no se puede cocinar con llama. El truco está en esperar hasta que las brasas estén blancas y que al poner la mano a unos 20 centímetros de las mismas puedas mantenerla sin quemarte.

Tanto si se pone la pieza de carne directamente sobre las brasas, como si se coloca en una parrilla, se recomienda darle como máximo dos vueltas con el calor siempre a la misma temperatura.

Para que la carne ofrezca los mejores puntos de sabor es conveniente que se haya reservado la pieza al menos una hora a temperatura ambiente, para que esté más blanda y el choque del calor del cocinado extraiga sus jugos y permita mantener una textura suave que hará que cada bocado sea excelso.

No hay nada como entrar en un restaurante, ver el producto expuesto y disfrutar mientras observas desde tu mesa con qué delicadeza y esmero se cocina.

Si quieres vivir una auténtica experiencia gastronómica no dudes en visitarnos en Restaurante Gran Azul, donde encontrarás productos de primera calidad cocinados con las mejores técnicas para que puedas disfrutar al máximo de los sabores genuinos en un ambiente distinguido y tranquilo.

haz clic para copiar mailmail copiado